¿CÓMO SABER SI TU HIJ@ ES GAY?

primer intento blogLa preocupación de muchos padres es saber si su hijo o hija siente atracción por personas de su mismo sexo, yo les preguntaría ¿Usarán los genitales de sus padres?

Los hijos no estamos tan interesados en conocer los gustos de cama de nuestros padres.

Tal vez esto se deba a que el sentido de paternidad implica algo de sobreprotección que no entenderemos hasta que seamos padres (Asunto difícil a menos que aprueben por fin y sin trabas la adopción homoparental o teniendo hijos en un matrimonio de fachada haciendo infeliz a alguna mujer o un hombre incauto). Sin embargo es comprensible, la idea de la homosexualidad de un hijo conlleva temores como VIH, prostitución o travestismo, cosa que no es directamente proporcional a ser gay.

La preferencia sexual es algo difícil de ocultar, ya sea tu hij@  o no una persona obvia por las siguientes situaciones:

  1. Círculo de amigos; poco a poco, y generalmente después de la adolescencia, nuestro círculo de amigos se va reduciendo a personas que compartan nuestros gustos, música, libros, afinidades, incluyendo las preferencias de cama.
  2. La ropa; con esto me refiero a la gente mal llamada “Obvia”, todo puede parecernos obvio pero todo puede sorprendernos. La idea de que la ropa colorida y ajustada es una señal de homosexualidad si bien aplica para muchos casos, no es una regla de estricto cumplimiento, pero puede dar en el clavo la mayoría de las veces, sobre todo si está acompañada de ademanes y maneras femeninas en los varones.
  3. Ademanes de rol femenino o masculino; Si tu hijo o hija tienen comportamientos y ademanes del sexo opuesto, tienes posiblemente una señal de homosexualidad, pero no nos olvidemos que hay personas que tenemos una orientación sexual diferente y no hacemos despliegues de plumas y canutillos dorados.
  4. La música y el arte; por lo general las personas también asocian los gustos musicales con la preferencia sexual, pero tampoco es una regla sin aristas, no todos los fans de la música electrónica, Lady Gaga o Gloria Trevi son necesariamente homosexuales.
  5. El baile; igual que en el punto anterior se suele etiquetar a un buen bailarín con homosexualidad, pero tampoco es una etiqueta confiable.

En realidad, la mejor manera de saber si tu hij@ es gay es preguntándoselo directamente, si te has ganado su respeto, si le has dado tu confianza, de seguro no tendrá problema en contártelo, pero si eres de esos padres que lanza expresiones como “Si me sale un hijo gay lo desheredo y se me va de la casa” “Le meto una varilla caliente por el trasero para que aprenda” y frases ofensivas como esas, seguramente se coserá los labios hasta que tenga un trabajo o termine la universidad y pueda valerse por sí mismo.

Si sospechas que tu hij@ es gay recuerda que seguirá siendo tu hij@ a pesar de eso, igual si es agnóstico, budista o Mormón, revisar sus notas, sus redes, su cuarto, tal vez pueda sacarte de la duda pero tu hij@ jamás te mirará de la misma forma, porque hay una línea delgada entre el amor de un padre y la violación del derecho a la intimidad.

 

Anuncios

BANANOS MORADOS.

Resultado de imagen de bananos morados

Cuando empecé a escribir en este blog, se me ocurrió la idea del logo con un banano morado, mordido, como un símbolo fálico, irreverente y sugestivo, pero no tenía la menor idea de que realmente existía una fruta así.

Gracias a San Google – que no siempre es acertado – me topé con esta gran sorpresa, sí existe, ” Es una variedad de plátano con la piel de color rojizo-púrpura. Son más pequeños y gordos que el plátano común y en su interior tiene una coloración que varía desde el amarillo hasta el color rosa pálido. Los plátanos rojos son dulces y algunas variedades poseen un ligero sabor a frambuesa.”

“En América se los conoce con una infinidad de nombres: Banana roja,  Tafetan, Guineo morado, Plátano colorado, Plátano rosado, Plátano rojo o Banana roxa. En Europa se la conoce como: Banana rosa, Banane de Cuba, Figue rose, Cubabanaan o Banano de color clarete. En ingles se las conoce como Red Dacca o red bananas.”.

Cuando tuve esta información lo primero que pensé fue en correr a algún lugar de distribución y saborear el símbolo fálico que mi imaginación había creado lejos de imaginarse su existencia real y entonces pensé en la cara que pondría el vendedor de plátanos cuando frente a él yo pelara y le diera un mordisco suave a la fruta cerrando los ojos de placer. Fue muy divertida la idea, sin embargo, a la fecha no he podido encontrar algún sitio donde se distribuya tal maravilla de la naturaleza.

Leyendo un poco más me topé con sus propiedades curativas especiales:

  • Normaliza el movimiento intestinal
  • Reduce la frecuencia de las gripes
  • Fortalece el sistema inmune
  • Alivia la migraña
  • Controla las lesiones por quemaduras y las heridas abiertas
  • Reduce el tamaño de las verrugas
  • Mejora las alergias

Es la fruta perfecta, pero no está a mi alcance ni la he visto  jamás en ningún supermercado ni frutería de los pocos países y ciudades que he visitado.

Imagino que la mayoría de los lectores no habrá oído hablar de esta peculiar fruta y sé que también quedarán con el antojo de probarla algún día, sólo espero que después de leer estas líneas y al momento de probarla no vengan a su mente los pensamientos sucios que tuve yo al imaginarme frente a la tienda de frutas degustando este extraño y poco conocido manjar.

Un abrazo fraternal.

 

 

¡RESPETO A LOS HETEROSEXUALES!

imagen

Hay algo que siempre he dicho, para recibir respeto hay que empezar respetando a los demás.

Si bien es cierto, que en una sociedad excluyente y llena de prejuicios las minorías somos consideradas ciudadanos de segunda clase, hay que empezar por enseñarles un poco de respeto, respetándolos en su burbuja de discriminación.

Por ejemplo, el 28 de Junio se convoca el Día Internacional del Orgullo LGBTI  donde la comunidad gay del planeta, sale a las calles a dar la cara, a decir ” Aquí Estamos , no nos avergonzamos de lo que somos “, y es totalmente válido y respetable, pero al final, termina convirtiéndose en un acto circense y no me refiero  a los vestidos de plumas  llenos de colores y lentejuelas, si la intención es divertirnos y mostrar lo que somos con alegría, entiendo la parafernalia artística, las luces, la música, hasta los besos, pero NO el desnudo, creo que la desnudez debe exhibirse en los escenarios correctos, no a la vista de una comunidad que siempre nos ha señalado como inmorales y a la que Nosotros, en un acto de irreverencia les gritamos, ” SI, Somos inmorales y qué? “.

Es hermoso ver familias homoparentales, VESTIDAS, tomadas de la mano, mostrando su amor y su respeto mutuo, parejas demostrando que también amamos y que no  somos una horda de aberrantes y promiscuos.

Siempre he sostenido que la comunidad heterosexual es algo hipócrita – Todos los somos un poco – que hacen alarde de una moral basada en inmoralidad, que heterosexuales y homosexuales somos iguales con la pequeña diferencia que no lo expresan de la misma manera, sin tapujos,  pero deseos sexuales tenemos todos, salvo que algunos tienen miedo de expresarlos abiertamente.

Al ser iguales, creo que debemos aceptar a la comunidad heterosexual poniéndonos en sus zapatos, no han sido educados para aceptar la diferencia; debemos entender que los cambios suceden poco a poco y no exponer nuestros gustos de minoría, – sutiles  preferencias genitales – de una forma grotesca y de golpe,  no lo entenderán de este modo.

Una mujer heterosexual sabe que un pene puede darle placeres inigualables, por lo cual debería entender que existan hombres gais y un hombre heterosexual sabe que la vagina es su fuente de angustias y placeres, lo más lógico sería que entendiera a nuestras amigas lesbianas.

Para finalizar, resumo, que el problema no es el fondo, el problema es la forma en que queremos que nos acepten y nos reconozcan, trasladar el carnaval de Río lleno de colores , plumas y lentejuelas, está bien, pero la desnudez  dejémosla para los chats calientes, las playas nudistas y la intimidad sexual.