NUESTRA DISCRIMINACIÓN.

 

 

Por el mismo camino, por caminos diferentes: El activismo en torno a la orientación sexual y la identidad de género en el mundo“.

Desde el siglo XIX se empezó a hablar de los derechos de la comunidad homosexual y de la discriminación por las preferencias sexuales, desde entonces se han derogado leyes que atentan con la libre expresión de la personalidad, específicamente en lo que se refiere a preferencias de cama, pero hay algunos detalles que no hemos tenido en cuenta  a la hora de exigir nuestros derechos sin pisotear los de los demás :

Como comunidad LGBTI, no podemos mantener un conjunto cerrado de ideas que atenten contra el mundo heterosexual ( igualmente respetable ), ni una cortina de humo para nuestra propia violación de derechos contra la misma comunidad por la que pretendemos luchar.

Si bien, la comunidad homosexual ha intentado conseguir la igualdad dentro de un mundo hetero – dominante, hemos olvidado que nuestra propia diversidad nos hace diferentes mas no excluyentes.

En algunas ciudades de Colombia, existen bares , donde está prohibida la entrada de hombres gay, donde sólo entran mujeres lesbianas y somos excluidos de manera directa y tajante, me detengo a pensar y no conozco el primer bar gay donde se prohíba la entrada al género femenino. Este es un pequeño ejemplo, pero hay casos más alarmantes de discriminación dentro de nuestro mismo entorno, por ejemplo; algunos, han permitido que el homosexual se haya convertido en una burlesca caja de bromas, supuestos heterosexuales que prestan sus genitales a cambio de que paguemos la cuenta o les reconozcamos algo de dinero, es una muestra triste de un machismo infundado, de un grupo de gays sin valor para reconocer lo que son y de otro que pretende comprar la libertad sexual denigrando sus propios valores.

Somos un grupo diverso y no lo hemos entendido, no hemos comprendido la compleja red que nos une, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales. Me sorprende que tratando de buscar la inclusión social nos hayamos vuelto excluyentes, que encontremos discriminación en cada una de nuestras esquinas, que los activos menosprecien a los pasivos, que haya violencia gay contra travestis, que discriminemos por la marca de la ropa que usamos o el estrato social, que sigamos siendo racistas o que excluyamos a las personas por la edad, la estatura o el peso.

Nuestros activistas a nivel mundial, trabajan por los derechos de lesbianas, gays, personas bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) en muchos países todavía carecen de suficientes recursos, viven un aislamiento innecesario y son vulnerables a reacciones violentas aun después de más de cuatro décadas de lucha.

Exigir la igualdad de derechos en un mundo excluyente ya es de por si una empresa difícil y  riesgosa, tenemos e compromiso de fomentar la inclusión, de rechazar la discriminación en todas sus formas posibles pero por sobre todo de no entorpecer la lucha de nuestros representantes en todo el mundo y dar ejemplo y fé de que podemos ser mejores que los grupos que señalan y oprimen.

Hace poco leí un artículo que alguien publicó en Facebook , me llamó mucho la atención porque resume incisivamente lo que he tratado de expresar en renglones anteriores, lo dejo a su consideración :

Si no le gusta el matrimonio gay, no se case con gays; si no le gusta el aborto, pues no aborte; si no le gustan las drogas, pues la consuma; si no le gusta el sexo, pues no lo haga; si no le gusta el porno, no lo mire; si no le gusta el trago, pues no tome; si no le gusta que le quiten sus derechos, pues sencillo!, ¡¡¡NO SE LOS QUITE A LOS DEMÁS!!!!
Compártalo si está de acuerdo.

Anuncios

“MAMÁ, PAPÁ, ¡SOY HETEROSEXUAL!”

CLOSET ABIERTO

Bandera

Imaginemos la siguiente escena familiar: A la hora de la cena Mauricio, de 17 años les confiesa a sus padres que es heterosexual ante la mirada atónita de su hermano de 12 años y la hermana mayor Cristina. ¿Qué deberían hacer los padres? ¿Acaso sincerarse y contar sus preferencias sexuales en plena reunión? ¿Es de la incumbencia de los hijos si a la madre le gusta el cunnilingus (sexo oral) y al padre le gusta entrar contra natura con su esposa?, ¿ El menor debería gritar a los cuatro vientos que se masturba ocho veces a la semana sobre el afiche de una modelo famosa que guarda bajo el colchón y Cristina confesar que le gustaría dormir entre los senos de la chica que se sienta junto a ella en la clase de inglés? No es de su incumbencia-  dirían muchos – y tienen razón; independientemente de que debamos respeto…

Ver la entrada original 325 palabras más

¿CÓMO SABER SI TU HIJ@ ES GAY?

CLOSET ABIERTO

primer intento blogLa preocupación de muchos padres es saber si su hijo o hija siente atracción por personas de su mismo sexo, yo les preguntaría ¿Usarán los genitales de sus padres?

Los hijos no estamos tan interesados en conocer los gustos de cama de nuestros padres.

Tal vez esto se deba a que el sentido de paternidad implica algo de sobreprotección que no entenderemos hasta que seamos padres (Asunto difícil a menos que aprueben por fin y sin trabas la adopción homoparental o teniendo hijos en un matrimonio de fachada haciendo infeliz a alguna mujer o un hombre incauto). Sin embargo es comprensible, la idea de la homosexualidad de un hijo conlleva temores como VIH, prostitución o travestismo, cosa que no es directamente proporcional a ser gay.

La preferencia sexual es algo difícil de ocultar, ya sea tu hij@  o no una persona obvia por las siguientes situaciones:

  1. Círculo de amigos; poco…

Ver la entrada original 373 palabras más