DISCURSO PARA UNA BODA LÉSBICA

Siempre me pareció algo desesperado el afán de la comunidad homosexual por copiar los rituales heterosexuales, sin embargo, lo creo necesario porque en el fondo no es más que una lucha por los derechos de todos, por un mundo igual para todos.

Hace ya más de cuatro años que las conozco y no podría resumir en unos cortos párrafos todas las cosas vividas, todas nuestras ocurrencias, todas nuestras peleas y todo el alcohol que hemos consumido, entre otras cosas, pero de una cosa estoy seguro, queramos aceptarlo o no y aunque nos hagamos los insensibles, nos hace falta enamorarnos de vez en cuando o para siempre.

Considero el amor como un síndrome incurable que todos tenemos que sufrir algún día, y digo sufrir, porque hay que estrellarse con él, domarlo, amaestrarlo y la mayoría de las veces es un potro desbocado e imparable que no podemos detener cuando se marcha, pero al mismo tiempo es una experiencia .

¿Recuerdan su primer beso?, la primera vez que hicieron el amor? ¿La noche de celos en que no pudieron dormir por la ausencia de su contraparte? ¿La tarde en la que caminaron empapadas y muertas de risa bajo la lluvia bogotana? ¿Recuerdan cuando creyeron que todo estaba perdido y que definitivamente alejarse la una de la otra era lo más conveniente? ¿Cuando

sus amigos aquí presentes les dimos algún consejo “racional” que al final tiraron a la basura porque en el amor no se puede ser coherente? ¿Recuerdan cuando al despertar una al lado de la otra se sintieron la persona más afortunada del mundo y odiaron tener que ir a trabajar? Tengo mucha suerte por haber vivido también estas cosas y las repetiría una y otra vez si tuviera la oportunidad que hoy tienen ustedes, de contar con alguien con quien compartir blancos y grises.

Esta unión no es un grito desesperado por contradecir el orden social y su inequidad innegable, es un pacto que tendrá el significado y la validez que sean capaces de imprimirle con su compromiso, con su paciencia y con la fuerza de sus sentimientos. Hoy estamos todos reunidos, de la misma manera como se reúne la gente a ver un partido de fútbol o cualquier cosa sin importancia, porque el verdadero valor de esta unión simbólica, no está en la unión como tal, sino en el significado que ustedes puedan poner en ella.

* Aceptas compartir tu vida, tu tiempo, tus enojos y tu comprensión con…

* Con el universo como testigo, las declaro Mujer y Mujer.

Se firma el presente documento a los 17 días del mes de diciembre del 2016.

Anuncios

Un comentario en “DISCURSO PARA UNA BODA LÉSBICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s