SIN PAÍS NI CRITERIO

En Colombia se está cocinando algo grande, y lo siento, pero no puedo ser optimista, un país que se odia a sí mismo y que venera la violencia como herramienta para acabar con los violentos, no puede hacer las pases con la historia.
La clase política es una mafia vitalicia que no permite el ingreso de nuevas ideas, de propuestas frescas, de modelos extranjeros que sí resultan y mucho menos de líderes que los contradigan, lo más preocupante es que tampoco es capaz de tratar con respeto al pueblo que los elige cada año.
Estamos acostumbrados a resolver todo a la mala, granada en mano, a coscorrones.
Por si fuera poco, estamos estrenando una nueva forma de violencia, la desinformación, nuestro colorido idioma es usado voz a voz para calumniar, injuriar, señalar prejuiciosamente, sin conocer el alcance de las mentiras que fabricamos, convirtiéndonos en portavoces de una verdad que otros han construido, titiriteros de las masas.
No somos capaces de dar un discurso limpio, una pelea justa, un plan de trabajo altruista que nos convenga a todos, es más, no damos la palabra, no hacemos otra cosa que buscar vigas en ojos ajenos, rabos de paja, defectos físicos, tenemos el prejuicio adecuado y el dedo que juzga para cada adversario.
La religión se ha convertido en un mercenario a sueldo , lejos del laicismo necesario, para comer de la torta, el diezmo y la ofrenda ya no son suficientes.
Los que se oponen a Uribe alegan que es ” paraco ” otros que odian a Petro lo llaman ” guerrillo ” pero ” Fajardo tampoco, porque la vicepresidenta sería lesbiana y harán cambio de sexo a nuestros hijos”, ni hablar de Vargas Lleras, el Don Ramón de la política,  que nos convierte a todos El Chavo de sus desmanes y ataques. Tenemos el prejuicio perfecto para cada rostro, y así no se puede, nos vemos obligados a elegir al ” menos peor ” y eso derrumba la ” democracia ”
Los invito a votar por el que le de la gana, los invito a que el voto sea secreto, los invito a aceptar los tamales y dinero, pero igual seguir votando por el que le de la gana o en blanco, fraude al fraude, los invito, colombianos de mi Facebook y residentes de mi país, a postear las propuestas de sus candidatos, no los errores de la oposición, los invito a decir la verdad, si le gusta la violencia, admítalo y ya, salga del clóset, dé coscorrones a quien quiera, pero con argumentos, miéntase usted mismo, pero no engañe a los demás, deje de meter miedo.
Nos hemos quedado sin país, sin criterio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s